12 jun. 2009

Villanueva Díaz José

Variabilidad Hidroclimática Histórica en México Inferida con Anillos de Árboles


Villanueva Díaz José1, Julián Cerano Paredes1, Vicenta Constante García1
1INIFAP CENID RASPA. Km 6.5 Margen Derecha del Canal Sacramento. Gómez Palacio, Durango. 35140. Tel. (871) 719 1076; 719 1077,
villanueva.jose@inifap. gob.mx, cerano.julian@inifap.gob.mx, constante.garcia@inifap.gob.mx Página Web: www.inifap@gob.mx


La generación de bases de datos "proxy" de inferencia o indirectos del clima es importante para analizar históricamente la variabilidad de factores climáticos y de patrones de circulación atmosférica global que la producen. Los datos instrumentales son tan cortos y con poca representatividad en tiempo y espacio, que difícilmente proporcionan una idea precisa de la variabilidad hidroclimática en el tiempo; información fundamental para analizar tendencias, conocer la probabilidad de eventos climáticos extremos y alimentar modelos de predicción. Existen diferentes fuentes indirectas del clima entre las cuales se encuentran sedimentos lacustres y de corales, núcleos de hielo, restos de polen, variaciones geomorfológicas, sedimentos marinos, anillos de árboles, entre otros (Bradley, 1999). Los anillos de árboles por ser fechados al año de su formación constituyen la fuente de alta resolución más importante para realizar estudios del clima en el período Holoceno (Fritts, 2001). México por ser un país megadiverso tiene un alto potencial para el desarrollo de series de tiempo dendrocronológicas (Stahle et al., 2000). Las series desarrolladas de anillos de árboles, actualmente superan las 50, aunque sólo una fracción de ellas se ha utilizado para reconstrucciones paleoclimáticas (reconstrucciones de precipitación, caudales y análisis del impacto histórico de patrones circulatorios como es el Niño Oscilación del Sur, ENSO) (Villanueva et al. 2008). Reconstrucciones de precipitación estacional para el norte y noreste de México indican sequías recurrentes en frecuencias aproximadas de 50 años que han afectado esta región del país en los últimos 600 años. Las causas de la variabilidad hidroclimática en el norte de México están asociadas al efecto de ENSO, aunque otros fenómenos como el Monzón pueden ser de más influencia en el noroeste y los ciclones en el noreste mexicano. La reconstrucción de caudales y su variabilidad en el tiempo es también efecto de ENSO, aunque en las últimas décadas la influencia del hombre en el ciclo hidrológico ha sido significativa y afectado la relación precipitación-escurrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario