25 may. 2009

M.A. Armienta

Contaminación del Agua Subterránea por arsénico en Zimapán, Hgo. Necesidad de una solución integral


M.A. Armienta1, R.Rodríguez1, G. Villaseñor2, N. Ceniceros1, O. Cruz1, A. Aguayo1.
1 Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Geofìsica, C.U., México 04510, D.F., México, email:
victoria@geofisica.unam.mx, ramiro@geofisica.unam.mx, nora@geofisica.unam.mx, corinoli@hotmail.com, ale@geofisica.unam.mx 2 Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Geología, México, D.F., mgvc@servidor.unam.mx; www.igeofcu.unam.mx


Desde 1993 se reconoció la presencia de As en el agua subterránea utilizada como fuente de abastecimiento en Zimapán, Hgo. A partir de entonces el Instituto de Geofísica de la UNAM ha encabezado una serie de estudios para determinar las concentraciones y su distribución espacial, posibles fuentes de contaminación y propuestas de alternativas de remediación. Estas investigaciones han contado con el apoyo de la Presidencia Municipal de Zimapán, la propia UNAM, la fundación MAPFRE, el CONACYT, y la National Science Foundation (EUA). Las principales conclusiones han sido la identificación de procesos naturales relacionados con la mineralización del área como las fuentes más importantes hacia los pozos profundos, el aporte antropogénico de As hacia las norias debido a procesos de oxidación de los sulfuros en los jales mineros y como resultado de la infiltración de los humos de las fundidoras emitidos en el pasado. Las investigaciones han señalado también el papel de las fracturas en el transporte del arsénico en el acuífero calizo y la ausencia o bajos niveles de As en la zona de rocas volcánicas al este del valle.
La identificación de los procesos naturales que liberan el As hacia el acuífero profundo requirió la integración de diversas evidencias como la determinación de los contenidos de As y mineralogía de las diferentes formaciones geológicas, experimentos de interacción agua-roca y modelaciones hidrogeoquímicas.
Las principales conclusiones acerca del origen natural del arsénico señalaron que la oxidación de arsenopirita y disolución de escorodita en zonas mineralizadas del acuífero calizo liberan el As hacia el agua. Estos procesos se producen a lo largo de las fracturas que constituyen a su vez canales preferenciales de circulación del agua subterránea. La intemperización de detritos del fanglomerado Zimapán con presencia local de mineralizaciones, ha contaminado también algunas norias con concentraciones menores. Existe además relación entre los procesos de oxidación y el régimen pluvial. Los sulfuros minerales en los diques se oxidan en época de secas y la elevación del nivel del agua durante la época de lluvias moviliza el arsénico.
En enero de 1996, el pozo más contaminado (El Muhi) que también era el más productivo (alrededor de 40 lps) fue clausurado para evitar la exposición de la población (principalmente de los vecinos que la ingerían directamente), pero a lo largo de los años se mantuvieron otros pozos contaminados como fuentes de abastecimiento.
Se han propuesto por el grupo de la UNAM y otros investigadores varios métodos de tratamiento del agua accesibles para la zona, que sin embargo, no han sido implementados. Aunque se han llevado acciones para mejorar la calidad del agua que se abastece a la población, la solución no ha sido completa pues en ocasiones debe hacerse uso de uno de los pozos más contaminados para suministrar agua potable. Es necesario integrar varias opciones, entre ellas el tratamiento, y evaluar la necesidad de cambiar la tubería por la que circulaba agua con As, para asegurar el abastecimiento ininterrumpido de agua segura a la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario