25 may. 2009

Margarito Tapia García

Investigaciones de la Universidad Autónoma Metropolitana sobre los Procesos Biológicos y Ecológicos del Sur del Pacífico Méxicano.


Margarito Tapia García, Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, Departamento de Hidrobiología. San Rafael Atlixco No. 186 Col. Vicentina, 09340, México, D.F., A.P. 55-535, FAX: (5) 5804-4738, Tel. (5)5804-4737,
mtg@xanum.uam.mx; http://cbs.izt.uam.mx/hidrobiologia/index.htm


El Golfo de Tehuantepec tiene una gran importancia en el ámbito nacional por ser una región tradicionalmente pesquera y altamente productiva desde el punto de vista ecológico, por sus importantes procesos físicos y ecológicos. Estos procesos costeros y oceánicos, como las corrientes marinas, descarga de ríos y el fenómeno de surgencias tienen una fuerte influencia sobre la biología y ecología de las especies, su diversidad, distribución y abundancia, que lo determinan como una macroregión marina prioritaria (CONABIO). En 1989, la Universidad Autónoma Metropolitana inició diversas actividades de investigación en la plataforma continental del Golfo de Tehuantepec, los humedales costeros de Chiapas, las Lagunas de Mar Muerto y Superior-Inferior, el sistema río Tehuantepec-estero la Ventosa-Bahía la Ventosa, puerto y antepuerto de Salina Cruz, y en la última década las Bahías de Huatulco. Los procesos ecológicos generales que actúan en el Golfo de Tehuantepec y que determinan el flujo de materia y energía, tienen una marcada estacionalidad, con dos épocas climáticas: la época de de lluvias de mayo a octubre y la época de sequía de noviembre a abril. Durante la época de sequía, se presentan fuertes vientos de descenso hacia el Golfo de Tehuantepec, los vientos "Tehuantepecanos", que producen un arrastre del agua hacia el sur y generan una surgencia local que se refleja en un descenso de la temperatura superficial, un aumento de la salinidad, y cambia el patrón de circulación oceánica. Cuando los vientos "Tehuantepecanos" pierden fuerza se reinicia el calentamiento progresivo del agua superficial, desaparece la surgencia eólica y se restablece la circulación superficial. Resultado de estos procesos, el golfo puede ser dividido en dos áreas relacionadas a la dinámica estacional de dos masas de agua determinadas por la corriente de Costa Rica, el aporte de ríos hacia la plataforma continental y las surgencias. Estas áreas fueron denominadas como los subsistemas Oaxaqueño y Chiapaneco. La dinámica ecológica del Golfo de Tehuantepec ha determinado valores altos de biodiversidad, con mas de 250 taxa de fitoplancton, 153 especies de ficoflora bentónica marina, 239 especies de macroinvertebrados epibénticos y más de 178 especies de peces. Como parte de la continuidad de las actividades de investigación de la UAM en el Golfo de Tehuantepec, recientemente se aborda el estudio de las Bahías de Huatulco en diversas líneas de investigación con diversos resultados. Estas investigaciones se han orientado a la estructura y función de los ecosistemas de arrecife de coral, con énfasis en la ictiofauna, el zooplancton y corales. También se han abordado aspectos socioeconómicos, de educación ambiental, residuos sólidos en playas y variación de la temperatura de la superficie del mar. A partir de la información generada por la UAM y por otras instituciones, se realizó una propuesta de ordenamiento ecológico marino del Parque Nacional Huatulco y una revisión y actualización del programa de manejo vigente. Actualmente, se desarrolla el proyecto de investigación "Evaluación del grado de deterioro de los arrecifes de coral del Parque Nacional Huatulco".


Línea de investigación: Diagnóstico ecológico de sistemas acuáticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario