30 may. 2009

Ramiro Rodríguez Castillo e Isaías Rodríguez Velásquez

Subsidencia y Contaminación Acuífera; ni Desastre ni Conflicto


Ramiro Rodríguez Castillo e Isaías Rodríguez Velásquez, Instituto de Geofísica, Universidad Nacional Autónoma de México,
acuifero@gmail.com ramiro@geofisica.unam.mx super_camell@hotmail.comwww.igeofcu.unam.mx


Los hundimientos diferenciales del terreno provocados por la extracción de agua subterránea en medios en donde existen acuitardos o formaciones geológicas plásticas, originan fenómenos de subsidencia como agrietamiento y fracturamiento del suelo. Las dimensiones del agrietamiento forman fracturas de gran tamaño denominadas localmente fallas. Los desplazamientos anuales van de los centímetros a las decenas de centímetros por año. En medios urbanos, las fallas afectan la infraestructura pública y privada. Se rompen calles, banquetas, muros, techos, tuberías y drenaje. Ciudades como Celaya, Salamanca, Irapuato, Abasolo y Silao en Guanajuato, Aguascalientes, Morelia, Querétaro y la Misma Cd. de México se han visto seriamente afectadas (Rodríguez y Rodríguez, 2006). Los daños se pueden estimar en millones de dólares. Los riesgos de derrumbes están latentes particularmente en casas habitación de zonas marginadas o de grupos poblacionales de bajos recursos económicos (Rodríguez y Lira, 2008)
Aunque se ha demostrado que la extracción de agua en medios arcillosos origina la subsidencia (Poland, 1984), no se puede culpar totalmente a los usuarios mas demandantes de las afectaciones que provoca la subsidencia. La subsidencia no esta catalogada como desastre ni natural y menos inducido en México, tampoco representa un conflicto entre usuarios y afectados o autoridades del Sector Agua.
El usuario más demandante del agua en México es el sector agrícola. Usuario que desconoce las consecuencias de la extracción de agua en medios plásticos y a quien la CNA le concesiona los volúmenes por explotar. En ciudades del Bajío Guanajuatense la sobreexplotación y consecuentemente la subsidencia están mas relacionados con la extracción agrícola que con la urbana. Controlar la extracción agrícola si que es un conflicto
La población afectada esta desprotegida, no existen recursos oficiales destinados a palear los daños, no hay apoyos económicos etiquetados para este tipo de desastre. La sociedad afectada no cuenta con soporte oficial de autoridades de los Sectores, Agua, Medio Ambiente, Salud o Protección Civil. No existen programas preventivos ni de manejo de este tipo de contingencia.
Adicionalmente las fallas incrementan la vulnerabilidad de los acuíferos locales y facilitan la rápida infiltración de contaminantes desde la superficie. La mezcla de cloro residual de fugas del agua potable con algún compuesto orgánico contenido las aguas residuales puede dar origen a productos de transformación como trihalometanos en acuíferos someros.
Ni los procesos regionales o locales de contaminación acuífera han sido catalogados como desastres a los que se canalicen fondos para solucionar los problemas. Es la Academia la que mayoritariamente los estudia y proponen soluciones, las cuales son implementadas en contadas ocasiones. Son un conflicto para las autoridades debido a la presión social de los afectados y de los medios de comunicación que más que buscar una solución buscan la nota.


No hay comentarios:

Publicar un comentario