30 may. 2009

Rangel Medina Miguel

Los Acuíferos Costeros de Sonora, México, un Reto de Análisis Hidrogeológico para Mantener su Equilibrio Sustentable


Rangel Medina, Miguel, Dpto. de Geología, Universidad de Sonora, Hermosillo, Sonora, Tel. +52 6622592110, Fax +526622592111, mrangelm@ciencias.uson.mx


Un acuífero costero es una unidad hidrogeológica cuya característica principal es que uno de sus límites geográficos es el mar o, la línea de costa. En este sentido, la unidad suele entenderse generalmente que representa la descarga de agua proveniente de una cuenca hidrológica continental. Este tipo de acuíferos tiene una alta sensibilidad a la extracción de agua subterránea por medio de pozos, ya que a diferencia de un acuífero continental, donde una sobre extracción cubre su desequilibrio tomando agua del almacenamiento, en los acuíferos costeros, el sobre bombeo se cubre permitiendo la entrada de agua de mar. Esto se debe a un desequilibrio hidráulico que resulta del rompimiento del balance entre entradas y salidas del acuífero. Considerando que cualquier extracción de agua subterránea genera un cono de abatimiento, que se forma como producto de los vacíos que quedan entre partículas al extraer el agua. Por tanto, si el bombeo es además superior a la recarga, entonces se inicia la pérdida de la carga hidráulica, que es la que sostiene el nivel del agua en una determinada elevación dentro del pozo y en consecuencia en el acuífero. Por lo tanto, esta inestabilidad hará que el descenso del nivel sea sostenido mientras la extracción de agua subterránea se lleve a cabo.
En la costa de Sonora, la baja precipitación pluvial combinada con sobre extracción de agua subterránea dulce han inducido que el agua marina haya penetrado paulatinamente ocupando los espacios vacíos de los acuíferos de la Costa de Hermosillo y de Guaymas-Empalme, en hasta 40 km tierra adentro, produciéndose una contaminación por salinidad. Otros acuíferos al norte y sur de estos, muestran un frente de intrusión y una zona de interfase que requieren de monitoreo y estudios de control de la contaminación por salinización de suelos y agua en diversos tipos y grados. El avance de esta contaminación ha sido acelerado en los últimos 30 años por el crecimiento poblacional y la demanda. Se hace crítica la falta de estudios y análisis pues se complica su gestión e impide desarrollar y sustentar el manejo de las cuencas. Solamente de esta forma se podrán generar acciones que reviertan los daños que hoy parecen irreversibles. Por lo anterior, esta franja de agua salobre es muy importante definirla con certidumbre, ya que ahora constituye un acuífero cuya agua podría ser extraída para usos diversos, generalmente desalándola. Se requiere definir y evaluar la posición de la interfase, su condición migratoria, calidad, parámetros hidráulicos, amplitud del pie de la intrusión y espesores. Dado el fuerte desarrollo económico de la región, la extracción permitirá a grupos de desarrolladores turísticos o industriales extraerla sin generar bombeo de agua dulce continental o, una entrada mayor de agua marina y mantenerla dentro de un equilibrio dinámico de mezcla entre la penetración y la descarga de agua dulce. Esta extracción de agua salobre a su vez podría ayudar a retraer la penetración marina que ha dañado suelos y agua, generando con ello el mayor impacto hidrológico ambiental del noroeste de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario