25 may. 2009

Ma. de Lourdes Amaya Ventura

Elementos del Análisis Institucional en la Construcción de un Marco Teórico para el Estudio de los Organismos Operadores de Agua en México.

Ma. de Lourdes Amaya Ventura, UAM Cuajimalpa, Departamento de Estudios Institucionales, lamaya@correo.cua.uam.mx, lourdes.amaya70@gmail.com, http://desinuam.org

En el contexto de los problemas que enfrenta actualmente la sociedad mexicana, las instituciones han sido frecuentemente mencionadas como un elemento importante a considerar en la construcción de nuevas soluciones. En ese sentido, se ha dado una recuperación de las herramientas teóricas del análisis institucional cuyos diversos enfoques se ocupan de estudiar los arreglos institucionales, entendidos como sistemas de reglas formales e informales, que enmarcan el comportamiento de actores y organizaciones en un sistema determinado.

En lo que se refiere a la gestión del agua en México, el marco institucional atravesó por una transformación significativa durante la década de los noventas. Dicho cambio institucional puede rastrearse hasta la descentralización de los servicios urbanos en 1983, con la modificación del artículo 115 constitucional. Pero su expresión más acabada se daría a partir de la creación de la Comisión Nacional del Agua (CNA) en 1989 y la publicación de la Ley de Aguas Nacionales en 1992 (reformada en 2004). En el ámbito institucional, la nueva política para la gestión del agua tuvo dos implicaciones principales: a) la creación de un nuevo marco regulatorio, y b) la reestructuración del conjunto de instituciones encargadas del agua. Los organismos operadores surgieron de esta modificación del entramado institucional.

Reconociendo la importancia de las instituciones en el sector del agua, el objetivo de este documento es avanzar en la construcción de un marco teórico que permita analizar ese entramado institucional, con un énfasis en el papel que los organismos operadores juegan en los diferentes sistemas de gestión local del recurso. Partimos de la consideración de que el agua representa un recurso de uso común (RUC) y que, como tal, se encuentra al centro de la interacción de actores interdependientes vinculados por el uso repetido de un recurso y que pueden caer en dos extremos: 1) hacer un mal uso del recurso hasta agotarlo, 2) generar arreglos institucionales propios que los obliguen a la cooperación y deriven en un uso eficiente del recurso.

En el análisis de cada uno de estos extremos podemos ubicar a autores como Garret Hardin y Elinor Ostrom. Esta última autora, analiza cómo ha sido posible que algunos actores generen esquemas de gobernanza, que favorecen la cooperación a través de la moderación de los intereses individuales. Complementamos esta base teórica con la revisión de otros autores de la Economía Institucional (principalmente, la teoría de los costos de transacción de Williamson, 1985 y1991) y sus posibles aportaciones para el estudio del arreglo institucional de la gestión urbana del agua en México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario