17 may. 2009

Espinosa Ramírez Martín

Ollas Parcelarias o Diques: Una Opción para la Cosecha de Agua en el Área de Temporal del Norte de Tamaulipas

Espinosa Ramírez Martín1, Castro Meza, Blanca I2, Campo Experimental Río Bravo, Carretera Matamoros-Reynosa km 61, Río Bravo, Tamaulipas C.P. 88900 Tel: (899)
934 1046;
bcastro@uat.edu.mx; espinosa.martin@inifap.gob.mx; www.inifap.gob.mx

Las variaciones interanuales y estacionales de las condiciones climáticas a que se encuentra sujeta la Zona Norte de Tamaulipas tienen efectos significativos en el desarrollo de los cultivos afectando la consecuentemente productividad agrícola. La eventual presencia de eventos climáticos extremos tales como lluvias torrenciales, sequías interestivales y secuencia de años con sequía, siempre han representado un constante reto a la agricultura de temporal debido a la incertidumbre asociada con la presencia de una buena temporada de lluvias. Dos de las prácticas más eficientes en el control de escurrimientos y captación de humedad son los diques o contreo y subsoleo. Con el fin de evaluar estas dos prácticas en captación de agua y conservación de suelo, se realizó esta investigación en agosto del 2008 en dos ejidos de la Zona Norte del Tamaulipas, se trabajó en un total de 300 hectáreas en varios predios. Se realizó una evaluación de la perdida de suelo entre cuatro prácticas de preparación, modificando el % de residuos de cosecha de sorgo en la superficie del suelo con las mismas condiciones de topografía, dicha evaluación se efectuó en los meses de septiembre y octubre y se realizó comparación con la actividad de rastra continua y bordeo a favor de la pendiente. Se encontró que existe interacción entre % de residuos de cosecha y tipo de práctica, los resultados indican que el efecto de residuos de cosecha en la pérdida de suelo no es independiente al tipo de práctica, ya que solamente en rastra continua y bordeo a favor de la pendiente se encontró mayor escurrimiento y mayor pérdida de suelo (hasta 300% mas) que en sitios con diques y subsoleo. Se encontró que las prácticas de diques y subsoleo presentaron menor % relativo de escurrimiento que bordeo y rastreo continuo, (hasta 56 % menos), igual tendencia se mostró en la pérdida de suelos, siendo hasta 25 % menos erosivas que la labranza superficial (rastra y bordeo), aunque diques es menor que subsoleo en 10 %, tal dato se debió al encharcamiento ocasionado por las “contras” entre bordos lo que evitó el desprendimiento de partículas de suelo por efecto de la energía cinética de las gotas de lluvia. Lo anterior indicó que los tipos de labranza con mayor eficiencia en el control de escurrimiento y que presentan menor pérdida de suelo son las que incluyen diques y subsoleo. Al comparar el rendimiento de sorgo en parcelas con subsuelo y con los diques encontramos que existe diferencias, pero estas no son significativas. La posible explicación a esto es que con los diques, se da más tiempo para que el agua de lluvia penetre en el perfil, sin embargo la diferencia entre las dos prácticas es que en la que realizó diques la humedad se captó a profundidad de hasta 50 cm lo que facilitó la exploración de las raíces y por ello el rendimiento fue similar en diques y subsoleo. También el efecto fue más evidente al compararlo con sitios donde se realizaron labores superficiales (rastreo continuo), ya que en parcelas donde se realizó subsoleo y diques alcanzó hasta 60 % más de rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario