16 may. 2009

Dulce María Moreno Miranda


Caracterización Eco–Hidrológica en la región de Los Tuxtlas, Veracruz


Dulce María Moreno–Miranda1, Javier Álvarez–Sánchez2, Manuel Maass–Moreno3 1dumamomi@yahoo.com.mx, 2fjas@fciencias.unam.mx,
3maass@oikos.unam.mx 1,2Departamento de Ecología y Recursos Naturales, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad Universitaria, Delegación Coyoacán, México, D.F. 04510. Tel. (55) 56224835; 3Centro de Investigaciones en Ecosistemas. Antigua Carretera a Pátzcuaro No. 8701 Col. Ex-Hacienda de San José de La Huerta C.P. 58190 Morelia Michoacán. México. Teléfono Morelia: (443) 3222701. Teléfono México: (55) 56232701


El agua es un servicio ecosistémico que provee servicios de provisión y regulación (Daily et al. 1997; MEA 2005), dado que es el vehículo obligado de procesos ecológicos básicos como la transpiración, la germinación, la absorción y circulación de nutrientes (Aber y Melillo 1991). Es uno de los factores determinantes en la formación y establecimiento de las sociedades humanas, por lo que tiene un gran valor para la humanidad (Daily et al. 1997). En México, la precipitación total anual es de 1,511 km3, y presenta una disponibilidad media de 476 km3, siendo de 4,547 m3 anuales para cada habitante; pero el agua que se precipita, escurre y almacena no esta distribuida físicamente de manera homogénea en el territorio, ni en las diferentes épocas del año, lo que resulta en un país de baja disponibilidad (Carabias y Landa 2005), además de presentar condiciones de mal aprovechamiento y contaminación.
El funcionamiento hidrológico de los ecosistemas constituye una dimensión apropiada para evaluar y caracterizar los ecosistemas en términos de procesos físicos, ecológicos y sociales que determinan la cantidad, calidad y temporalidad del agua en una región determinada. El objetivo principal del proyecto es realizar una evaluación de la dinámica del agua; ya que es una herramienta muy útil en el análisis de los problemas de agua y aporta las bases para el seguimiento a largo plazo de parámetros eco–hidrológicos. La investigación se realiza en uno de los diez sitios de la Red Mex–LTER, que forman parte del proyecto: "Demandas Hidrológicas en los Ecosistemas Naturales de México: Fase 1", localizado en la región de Los Tuxtlas, Veracruz, la cual esta caracterizada por una selva perennifolia y una precipitación de 4,725 mm anuales. Se trata de un sistema muy importante por la gran captación de agua, tanto a nivel regional como nacional.
El balance hídrico se establece para un lugar y un periodo determinados, comparando los aportes y las pérdidas de agua de ese periodo y lugar. Los aportes, son aquellos debidos a la precipitación y las pérdidas, debidas esencialmente a la combinación de la evaporación y la transpiración de las plantas (evapotranspiración) (Dunne y Leopold 1978). El método Thornthwaite–Mather (1955), aplicado en este estudio, calcula la evapotranspiración actual y potencial, contabiliza las ganancias de agua por lluvia o riego y las pérdidas por evaporación, escorrentía, y la variación del almacenamiento de agua en el suelo.
Los resultados anuales presentaron una capacidad de campo con una humedad de 400 mm, una evapotranspiración potencial de 1,439 mm y una escorrentía de 3,158 mm, principalmente en la segunda mitad del año. En los meses de Abril y Mayo la evapotranspiración llega a ser menor que la precipitación, lo que ocasiona un déficit de humedad en esta corta temporada. Estos resultados se aplicaron en una zona conservada; sin embargo, será necesario estudiarlo en las grandes extensiones de pastizales que representan el principal cambio de uso de suelo de la región.


No hay comentarios:

Publicar un comentario